2011/06/11

Aventurándome en algo nuevo…

Hoy empiezo mi blog personal con mi nueva experiencia en el mundo del patchwork, una afición que he descubierto sorprendentemente y con la que estoy disfrutando mucho. Es por este motivo que me gustaría compartirla con vosotros… ahí voy!

La vida a veces te trae sorpresas inesperadas. Piensas que tu vida está totalmente controlada, tienes el trabajo de siempre, tu gente alrededor, tu casa… pero la vida a veces decide darte otro rumbo, y esto es precisamente lo que me ha pasado a mi… El trabajo de 11 años ha dejado de ser mi ocupación, como tantos otros, los años de antigüedad no han sido suficientes para mantener el trabajo y mi empresa ha decidió un cambio de localidad para mi que no puedo asumir por mi situación familiar, mis hijos, el trabajo de mi marido… así que decidí marcharme este mes de mayo y dejar mi estabilidad laboral para aventurarme a otros horizontes.

Poco antes de esto dejé por el camino a una de las personas más importantes de mi vida, mi madre, que después de una inesperada y repentina enfermedad nos dejó en poco más de 2 meses. Así que ya veis, en unos meses mi vida ha cambiado por completo, la persona que más me ayudaba con mi día a día se me había ido, y el trabajo de tantos años y los compañeros con los que he vivido tantos años y tantos momentos también se quedan atrás… pero creo que Dios tiene un propósito con todo lo que la vida nos depara, y siempre hay cosas positivas que aprender de cada situación. Con ambas situaciones estoy aprendido mucho aunque está siendo un tiempo muy difícil.
Así que este mes de junio me he apuntado a clases de patchwork en el Fildor de Gran de Sant Andreu de Barcelona. Es algo que había querido hacer hacía mucho tiempo, que me gustaba y tenía curiosidad por aprender, pero que nunca había tenido tiempo para llevarlo a cabo, así que ahora he visto que podía ser el momento y así lo he hecho.
Mi primera clase ha ido bien, aunque yo soy la más joven de la clase. Hay una cierta imagen del patchwork de viejitas cosiendo, y aunque es cierto que hay muchas mujeres mayores, luego he descubierto gratamente que es una afición que ha llegado a muchas mujeres jóvenes y cada vez más, pues el patchwork te ofrece un montón de estilos para todos los gustos y edades. Así que tendré que buscar mi estilo y con lo que más disfruto….
Cuando he llegado a mi primera clase, mi profesora Esperanza, me ha preguntado que quería hacer. Yo que no había cogido prácticamente una aguja, le he dicho que por hacer quería hacer un protector de cuna para mi bebe, pero que quizás sería mejor empezar por algo sencillito. La profesora me ha respondido que si quería hacer un protector de cuna pues haría eso y así he empezado, escogiendo unos motivos bonitos de animales en una de las revistas que había en la clase y manos a la obra…
Escoger las telas creo que es lo más complicado! Hay tantas telas, de tantos colores y tantos tipos de tejidos, que no sabes por donde empezar… Con la ayuda de Esperanza hemos escogido las telas que más me han gustado en función de los colores que tenía pensados y nada, a empezar a calcar, recortar y coser! Estoy haciendo patchwork!

2 Comments

Responder a sr_wilson Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *